•  
  •  

I-Ching

Historia del I-Ching

El I Ching se basa en un sistema de percepción e interpretación, tomando como referencia al cielo y la tierra. Es decir, percibiendo los cambios de la naturaleza y el hombre, sirviendo de modelo para disciplinas como la medicina, la física, el arte del el “feng-shui”, la política y las artes marciales.

Entre los libros más antiguos del mundo, se encuentra El I ching, uno de los textos más importantes de la cultura oriental, ha servido durante siglos para vaticinar el futuro y como fuente de estudio para confucianos y Taoistas, dos grandes sistemas de pensamiento autóctono oriental.

El Iching, proviene del vocablo chino, traducido como “Libro de las Mutaciones”, es una importante obra filosófica de más de 3000 años de antigüedad que sobrevivió a la quema de sus escritos en el año 213 AC. ordenado por el primer emperador chino Shih-Huang-ti.

Las ideas centrales del I Ching contienen elementos confucianos con incursiones al taoísmo. El texto contiene la esencia de una sabiduría poco conocida en occidente hasta su primera aparición en inglés, en el siglo XIX.

Los estudiosos señalan que la mejor traducción al espíritu oriental original es la del alemán Richard Wilhelm. quien publicó una versión del libro en 1923  y una nueva versión, en 1948, que aparecía con un prólogo del psicólogo y psiquiatra suizo Carl Jung. Wilhelm presenta el libro en tres secciones, con los textos más antiguos en la primera y reservando la segunda y la tercera para “Las diez alas” de la escuela confuciana, son 10 textos complementarios al texto principal.

Además trabajó estrechamente con el filósofo chino Lau Nai Süan, que le permitió profundizar en el I Ching y facilitar su comprensión a los occidentales. Wilhem desarrolló una exhausta interpretación basándose en imágenes simbólicas plasmadas a través de líneas continuas o discontinuas en bloques de tres, constituyendo el “trigrama” y en bloques de seis, “hexagramas”. Existe una traidición popular muy extendida, en las calles de ciudades como China, podemos encontrar simbología del I Ching así como adivinos, sentados en una silla y preparados para compartir la sabiduría de esta gran obra con todo aquel que se acerce. Es fácil encontrar tablas de madera lacadas con símbolos del I Ching en las puertas de las casas. En cuanto a la carrera política, por ejemplo en Japón, sus dirigentes se dejan guiar por la sabiduría del I Ching.

Actualmente el I Ching es usado como libro oracular, consejero espiritual, como ayuda al diagnóstico médico en la medicina popular china y como medio de auto ayuda y crecimiento. Es necesario saber que el I Ching no predice el futuro, tan solo nos propone caminos teniendo en cuenta nuestro estado de conciencia y la situación macro y microcósmica a la hora de hacer la pregunta.

Sumario del Libro del Iching
Bases del Iching

Iching